INDUSTRIA DEL PLÁSTICO EN CRISIS POR FUERTE ALZA EN EL PRECIO DE RESINA

China compró la mayoría de la producción de resina plástica de Estados Unidos a precios altos, lo que ha puesto en desventaja a la región. La resina plástica ha escaseado por el cierre de plantas proveedoras tanto en EE.UU como en México.

 La resina plástica producida en Estados Unidos ha sufrido un incremento en su precio en los últimos meses de hasta un 40 %, lo que ha puesto en problemas a la industria de plásticos.

Esta alza de precio de la materia prima ocurre luego de la reapertura económica de China tras el cierre por la pandemia de COVID-19 cuando demandó fuertes cantidades de resina plástica y compró a las plantas proveedoras de esa materia grandes cantidades a precios altos, lo que ha puesto en seria desventaja a los países de la región latinoamericana.

Cuando China llega a comprar a Estados Unidos toda la resina, pagando sobreprecios de lo que se paga en esta región, sumado a que algunas plantas productoras de resina están paradas por mantenimiento y otras se han declarado en ‘fuerza mayor’”, se forma un caos.

Que una empresa se declare en “fuerza mayor” significa que por circunstancias imprevisibles puede tomar la decisión de cancelar contratos. A eso también se suma que los fletes han incrementado sus precios, debido a que no tienen los suficientes contenedores en los lugares para transportar la resina plástica, o cuando ya los tienen no hay espacio para moverlos.

Todo este panorama agrega un problema aun mayor a la escasez de la materia prima y por tanto pone en crisis de abastecimiento a las fábricas de productos plásticos en la región, y el inevitable incremento de los precios de los diferentes productos plásticos.

Esta situación viene agravándose desde hace cinco meses y en lugar de solucionarse se ha agudizado, ya que los inventarios de las fábricas de productos plásticos se están agotando y se ven en la problemática de necesitar la materia prima, pero el costo es muy elevado.

“comenzó en septiembre de 2020 y se ha venido agudizando; al principio comenzaron a subir los precios, pero digamos que, a un nivel aceptable, porque los precios de las resinas fluctúan, pero nunca a los niveles que hemos llegado ahora y así ha venido esta espiral que tiene en incertidumbre a la industria del plástico.

Antes de la pandemia la tonelada métrica de resina plástica le costaba a un comprador en el mercado estadounidense entre usd$900 y usd$1,100 la tonelada y actualmente el precio supera usd$2.000 la tonelada métrica.

Incertidumbre a nivel regional

Esta crisis se está viviendo a nivel regional y de América Latina. Algunos proveedores de materia prima han cerrado y esto viene a afectar a nivel mundial y más a América Latina, ya que se ha disminuido el suministro y ahora que China está comprando mucha materia prima preocupa a toda la región. A estas dificultades se suma que los transportes están escasos, por esa demanda de China, por lo que si se logran compras se proyectan retrasos e incertidumbre en su llegada.

Respecto al aumento de precios de diferentes productos plásticos, hay empresas en los diferentes países que ya los están incrementando, pero que eso obedece a cada fábrica dependiendo cómo manejan sus costos de producción y cómo están asimilando el agotamiento de la materia prima y el alza de precios de esta.

Plantas de resina paradas

Formosa Plastics USA es una de las principales plantas proveedoras de resina en Estados Unidos y el 14 de agosto de 2020 se declaró en “fuerza mayor” en el suministro de PVC de sus plantas de Texas y Luisiana, debido a un problema en una planta de craqueo con vapor, según indicó la empresa en un comunicado enviado a sus clientes el pasado 14 de agosto. La ley de Estados Unidos les ampara cuando se declaran en fuerza mayor y ellos pueden vender la producción que tengan al mejor postor.

Otras de las principales plantas de resina es la compañía mexicano-brasileña Braskem, ubicada en México, la cual paró su producción en las plantas de su complejo petroquímico en noviembre, debido a que el gobierno mexicano le finalizó un contrato de transporte de gas natural. Ese conflicto aún continúa. Y aparentemente no habrá marcha atrás con el cierre de Branskem en México, lo que augura un panorama difícil para el abastecimiento de la materia prima.

Esta situación repercute directamente en las fábricas de la industria plástica de la región latinoamericana. Esta crisis de abastecimiento y de aumento de precios es inevitable, pues no hay nadie que pueda soportar en su estructura de costos un incremento de este tipo.

“La mayoría de empresas tendrá que subir precios”

Se advierte un panorama difícil para la industria del plástico, pues con todo este panorama de cierre de plantas proveedoras de resinas que ha provocado escasez y con los altos precios, no se ve una solución al corto plazo, porque los otros proveedores están supliendo a la industria china, quienes están acaparando bastante del mercado, así que no solo es que los precios están muy altos, sino que no hay disponibilidad de materiales y en estos tiempos de pandemia es más complicado por toda la demanda para los productos plásticos. En ese sentido, podrían escasear ciertos productos o sufrir el incremento de precios, y la mayoría de empresas tendrá que subir precios o descontinuar algunos productos.

¿Qué tan grave es el impacto que se está generando en la industria?

El impacto en la industria plástica es muy grave, como ejemplo: con lo que fabricaba una mascarilla, ahora esa mascarilla le cuesta un 40 % más y eso es un gran impacto en el producto y más ahora con esta situación económica; pero si no encontramos alternativas durante el primer semestre de este año, muchos productores se verán en la necesidad de incrementar precios o dejar de producir algunos artículos.

¿Esta situación puede llevar a la inestabilidad a algunas empresas?

Sin lugar a dudas. El año pasado fue complicado para todos, la economía ha decrecido y esa contracción económica le impacta a todas las empresas, y ahora con los precios de materia prima, si no se tiene una buena reserva o estrategia, muchas empresas la pueden pasar mal.

Fuente: https://m.elsalvador.com/noticias/negocios/asiplastic-sector-caucho-y-plastico/795656/2021/

Menú